La importancia de la presencia de enzimas de los jugos naturales

Por Katharyne Bezerra

Las Enzimas son sustancias importantes para el organismo, por lo tanto, cada ser humano tiene sus propias. Ellos se sienten responsables de la descomposición de productos químicos y otros elementos ingeridos a través de las comidas. Estas mismas partículas también pueden romper con ciertas propiedades de los alimentos. Por ejemplo, la banana – que es rica en hidratos de carbono – contiene la enzimaamilíase,que promueve la demolición del propio hidratos de carbono.

Otro ejemplo es el caso de la mantequilla cruda, que, por contener la enzima lipasa, consigue romper con la grasa saturada, sustancia que se encuentra con facilidad en este alimento. Así como estos dos casos, se produce con varios alimentos crudos, como frutas, vegetales, verduras, brotes y, por supuesto, jugos naturales y frescos. Así, al ser ingeridos, no desgastan las enzimas del organismo, ya que cada uno ya tiene las suyas y, por ello, realizan con más facilidad el trabajo de la digestión en el estómago y en el intestino delgado.

La importancia de las enzimas en los alimentos

Es importante destacar, antes de nada, que las enzimas sólo se encuentran en los alimentos crudos. Esto, porque la alta temperatura puede destruirlas, teniendo en cuenta que son sensibles al calor. En otras palabras, se puede decir que, las enzimas de los alimentos se desactivan después de la cocción de los mismos. Y en el cuerpo, ellas terminan destruidas en casos de fiebres continuas y prolongadas.

Imagen de vasos de jugos

Foto: Depositphotos

De acuerdo con el autor de “El libro de los Zumos” Stephen Blauer, después de diversas investigaciones realizadas con voluntarios, con el fin de descubrir cómo las enzimas funcionaban en el organismo humano, fue posible observar como los alimentos frescos juegan un papel importante en el equilibrio del cuerpo. Por conseguir optimizar el funcionamiento del sistema digestivo, el investigador recomienda la adhesión de, al menos, el 25% de una dieta con alimentos crudos y bebidas naturales.

Poderes de los jugos frescos

Así como las enzimas de los alimentos crudos, las que están presentes en los jugos naturales también pueden ayudar al sistema gastrointestinal. Estas bebidas son capaces de neutralizar los excesos de proteína y de grasa que llegan a los órganos responsables de la digestión. Además, pueden entrar en la circulación sanguínea y así realizan una limpieza en los órganos, tejidos e incluso de los músculos.

Como buenos ejemplos de frutas que pueden romper las moléculas de proteínas y grasas, se tiene la piña y la papaya. Juntos, estos dos alimentos pueden ser empleados en la preparación de un jugo con fuertes poderes de enzimas. Además de estas, otras frutas ricas en enzimas y que deben componer la dieta de los individuos en forma de jugo son:

  • Amora;
  • Frambuesa;
  • Naranja;
  • Manga;
  • Fresa;
  • La Uva.