Aprende a preparar deliciosas sopas desintoxicantes

Por Katharyne Bezerra

Existen cuatro clases de alimentos, los biogênicos, bioactivos, bioestáticos y biocídios. De esta forma, tenemos el primer y el segundo tipo como los indispensables para la salud del organismo, una vez que estos generan y activan la vida, respectivamente. Mientras que las dos últimas valoraciones se refieren a los elementos que disminuyen la calidad de vida y matan a las células, en esta misma orden.

En otras palabras, se puede decir que hay alimentos que proveen de gas el organismo y que pueden revertir esta situación, llamados desintoxicantes. Estos últimos son los elementos procedentes de la naturaleza, como verduras, hortalizas, semillas, granos, entre otros.

La acción desintoxicante, promovida por estos alimentos, funciona como un antídoto para los diversos venenos camuflados en comidas procesadas e industrializadas, y que son consumidos diariamente. Sin embargo, es posible limpiar el organismo con un simple cambio de hábitos alimenticios, por ejemplo, del aumento del consumo de sopas caseras.

Recetas de sopas caseras desintoxicantes

Imagen de un plato de sopa de verduras

Foto: Depositphotos

Sopa energética

  • Dos tallos de apio;
  • Un diente de ajo;
  • Medio pepino;
  • Media taza de espinacas;
  • Hojas de remolacha;
  • Ramas de perejil.

Con la ayuda de una centrífuga o una licuadora, coloca la espinaca, apio, pepino y ajo. A continuación, vierta los ingredientes en una olla y deje en el fuego. Sin embargo, apague antes de que la mezcla comience a hervir. Dando seguimiento a la receta, añadir el zumo procedente de las hojas de nabo y el perejil. Además de las gotas de salsa de soja. El consejo es consumir de forma inmediata, para conseguir no sólo limpiar el organismo, sino también las propiedades energéticas.

Caldo de verduras

  • Una zanahoria;
  • Medio ñame;
  • Trozos de calabaza;
  • Hojas de lechuga;
  • Ramos de rúcula;
  • Dos cucharadas (sopa) de germen de trigo;
  • Salsa de soja;
  • Un litro de agua filtrada.

Coloque todas las verduras para cocinar en un litro de agua. Después de este proceso, cuele la parte sólida y la utilice en otra receta, como en un puré. Ya con relación al líquido, añadir el germen y sazonar con la salsa de soja. Remover, sin tomar la sopa al fuego y servir inmediatamente. Se puede disfrutar de la cantidad de tazas que quieras.

Sopa de verduras

  • Dos tazas de vaina corta;
  • Dos tazas de calabacín picado;
  • Dos ñames en rodajas;
  • Dos tallos de apio;
  • Un tallo de cebollino;
  • Una rama de perejil;
  • Una taza de agua;
  • Rodajas dejengibre;
  • Miso (al gusto).

De todos los ingredientes, sólo la vaina, el apio y el calabacín necesitan ser llevados al fuego para cozinharem. Es preciso seguir de cerca el proceso y comprobar cuando estos están suaves y aún verdes. Cuando lleguen a este punto, colóquelos en la licuadora junto a los demás ingredientes. El punto exacto para ser servido es cuando el caldo esté bien espeso y homogéneo.