Entender qué es y cómo tratar la lengua blanca

Por Katharyne Bezerra

Para los que no saben, la lengua es un músculo esencial del sistema digestivo. Este órgano, cuando es sana, tiene el color rosada y en toda la extensión se puede encontrar nódulos llamados papilas. Si por casualidad esta región se encuentra blanquecina, saber que algo anormal está ocurriendo, y esto no es una buena señal para la salud de la boca.

El color blanco puede cambiar en casos extremos, adquiriendo una coloración amarillenta o incluso marrón. Esta capa superficial de la lengua es llamada de saborra y es responsable por un sabor amargo en la boca y el mal aliento.

Pero, porque mi lengua está blanca?

La lengua puede tener ese color por diversos motivos, como por ejemplo:

  • El ronquido;
  • Uso de aparatos de ortodoncia;
  • El uso de enxaguantes bucales con alcohol;
  • La costumbre de morder los dedos, los labios y las mejillas;
  • Dormir con la boca abierta o respirar de esa manera constante;
  • La escasez de vitaminas del complejo B;
  • Enfermedades en el hígado y relacionadas con este órgano;
  • Reflujo gastroesofágico;
  • Enfermedades como la diabetes mellitus, mononucleosis infecciosa;
  • Uso de medicamentos que disminuyan el flujo salival.
Esta capa superficial de la lengua es llamada de saborra

Foto: Reproducción/ internet

Formas de dar la despedida de saburra

  • Vegetales:La ingesta de vegetales crudos exfolian la acumulación de alimentos, bacterias y las impurezas encontradas en la lengua. Siendo así, al comer verduras, ellas van a trabajar como limpiadores de la región bucal.
  • Higiene:Es necesario que haya una mejor higiene en la región bucal y, para ello, abuse de las cremas y los hilos dentales, además de modelos de cepillos para los dientes que tengan el limpiador de lengua, enxaguantes bucales sin alcohol, entre otros. Recuerde que el cepillado debe realizarse después de las comidas y antes de dormir, lo que garantiza una mejor salud para la boca.
  • Yogur:El yogur natural posee bacterias beneficiosas llamadas acidófilos. Ellas ayudan a corregir el desequilibrio microbiano en el organismo. Esta técnica se puede utilizar en bebés que posean la saburra, solo es necesario la madre pasar un poco del producto en el pezón, así, el niño al ser materna puede ingerir un poco de ese yogur y crear una protección en la boca.
  • Sal:Por poseer una propiedad antisséptica, la sal ayuda a destruir las células muertas que pueden causar el mal aliento. Ponga, entonces, una pizca del producto en la lengua y frote con la ayuda de un cepillo de dientes. Haga este procedimiento por un minuto, después es sólo aclarar, haciendo mejillas con agua tibia y por último repeler el líquido. Repita dos veces al día.

Si lo prefiere, puede hacer gargarejos con la mezcla de una cucharadita de sal en un vaso con agua tibia. El procedimiento puede ser repetido libremente.

  • Azafrán:Mezcle media cucharadita de azafrán en polvo, con bastante jugo de limón o hasta con agua. A continuación, frote la pasta en la lengua por unos minutos, después es sólo enjuague con agua tibia. Hacer este proceso una vez al día y sienta la diferencia con el pasar de las semanas.
  • Bicarbonato de sodio:Si usted ya está desanimado con el mal aliento, la sugerencia es usar media cucharadita de bicarbonato en un vaso de agua. La mezcla sirve para realizar enxágues en la boca en cada cepillado. Además, el producto asociado con el jugo de limón puede servir para exfoliar la lengua y así deshacerse de los residuos y mantener el pH de la región bucal, neutralizando los ácidos.