Síntomas del dengue clásico y hemorrágico

Por Katharyne Bezerra

Causada por un virus de la familia flaviridae y transmitida por el mosquitoEl Aedes aegyptila fiebre del dengue es considerado uno de los peores problemas de salud pública en el mundo. Para agravar aún más la situación, esta enfermedad presenta cuatro tipos, a la vista que el propio virus tiene cuatro serotipos conocidos por DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4. En todos los casos, los síntomas son los mismos, sin embargo, hay tipos que presentan complicaciones que merecen la atención médica y del propio paciente.

En Brasil, este problema de salud es muy acentuado, una vez que los mosquitos que transmiten esta enfermedad se proliferan con mayor eficacia en lugares con climas tropicales o subtropicales. En este artículo, vamos a entender cuáles son los síntomas más pertinentes del dengue clásico y dengue hemorrágico, dos variables distintas del mismo trastorno, en el que el segundo tipo puede ser una consecuencia del primero.

Síntomas del dengue clásico

El período de incubación del virus es de entre tres a 15 días. En otras palabras, se puede decir que, después de la picadura delAedesel paciente tendrá alrededor de 15 días para presentar los primeros síntomas de la fiebre del dengue. Cabe mencionar que este tiempo vale para todos los tipos de esta enfermedad. En el caso del dengue clásico, que es más suave y, al afectar al ser humano, provoca dolores de cabeza y detrás de los ojos (aumentando la intensidad con el movimiento de ellos), fiebre alta por encima de 40 °C y de forma repentina, náuseas, vómitos, pérdida del apetito y del gusto, mareos y cansancio extremo físico.

Además, pueden aparecer manchas rojas por todo el cuerpo o incluso erupciones similares al sarampión, afectando con más intensidad a la de los miembros superiores y el tórax. Quien presenta el dengue del tipo clásico, también puede quedarse con un broche de presión, dolores esparcidas por el cuerpo y fuertes contracciones en las articulaciones y los huesos.

Síntomas del dengue clásico y hemorrágico

Foto: Pixabay

De acuerdo a los expertos, ¿quién es contaminado por un sorotipo queda inmune a él. A pesar de ello, está sujeto a las otras variables de la enfermedad, pudiendo contraer el dengue hasta cuatro veces, y con cada nuevo contagio, más aumenta la posibilidad de tener casos más graves, como es el de la fiebre del dengue hemorrágico.

Los síntomas del dengue hemorrágico

Como ya se ha mencionado al principio, los síntomas son los mismos en los cuatro tipos de dengue. No obstante, en los casos más graves, como es el de la dengue hemorrágico, pueden aparecer otros signos que alertan sobre este sorotipo. En general, la manifestación de otros indicios surge después de tres días de los síntomas de la clásica e incluyen dificultad de respiración, fuertes dolores abdominales y sólidos, pérdida de la conciencia, confusión mental, agitación,insomnioy, principalmente, sangrado por la nariz o encías.

El paciente también puede presentar vómitos intensos, sequedad de boca y mucha sed, pulso débil y características anormales en la piel, como la humedad, palidez y enfriamiento. Los ojos pueden estar rojos y la orina acompañada porla sangre. Este cuadro clínico empeora con agilidad, por eso, al sentir estos síntomas, el paciente debe buscar atención médica con urgencia. De acuerdo con el Ministerio de Salud, alrededor de un 5% de los casos de dengue hemorrágico resultan en muerte.

Importante: la automedicación no es la indicada

Los primeros síntomas de la fiebre del dengue pueden ser confundidos con otras enfermedades más simples, como los resfriados y la gripe. Por esta razón, las personas terminan automedicando, algo que no es aconsejable. Muchos casos de dengue hemorrágico son evoluciones del dengue clásico, que no ha tenido el seguimiento médico y ni tratamiento adecuado. No se arriesgue, busque una unidad de salud lo más rápido posible.